AUMENTO DE MAMAS: ¿QUE TAMAÑO?





Uno de las principales dudas que surgen durante la planificación del aumento de mamas en cirugía plástica-estética es qué tamaño de implante y qué tamaño de pecho es deseable. En muchas ocasiones, las pacientes acuden a una consulta de cirugía plástica-estética solicitando un aumento de tamaño como por ejemplo "quiero una talla 95" o bien "creo que me gustarían unas prótesis de 300". En este sentido es muy complicado establecer qué aumento de mamas realizar, ya que el "la 95" se refiere al contorno, y los "300" pueden ser bien gramos o bien centímetros cúbicos.

Desde la introducción de los implantes de gel de alta cohesividaden cirugía plástica-estética, se ha logrado el mantenimiento de una forma estable del pecho, con excelentes resultados estéticos. Y este cambio ha modificado también la manera de elegir los implantes. Actualmente los fabricantes de implantes mamarios disponen de una amplia gama de implantes que depende sobre todo del  ancho de la mama (en centímetros). Esta medida es el marco principal para elegir el tamaño del implante. De forma sencilla, y respetando el ancho de la mama natural de la paciente, se puede calcular cuál es el ancho resultante del implante. Después, teniendo en cuenta la distancia del cuello al pezón se elige el largodel implante (en centímetros). Para terminar, y dependiendo de los deseos de la paciente, se elige la  proyección, o sea, cuánto va a sobresalir el implante hacia adelante (poco, intermedio, mucho). Con estos tres datos, los fabricantes nos proporcionan el implante que mejor se ajusta a la paciente.

Un reciente estudio ha mostrado que las pacientes y cirujanos plásticos que decidían el tamaño del implante apoyándose en las medidas del ancho de la base de la mama presentaban menor riesgo de reintervención por mala elección del tamaño del implante, en comparación con aquéllas que decidían en función de los "gramos o los centímetros cúbicos" (ver referencia). Este fenómeno supone un cambio muy importante en cirugía plástica-estética, ya que durante varias décadas el volumen del implante se decidía en función del volumen de aumento deseado, por lo que existía un riesgo de perder la armonía corporal, necesitando reintervenir para cambiar el implante por uno más adecuado. Elegir el tamaño del implante basándose en el ancho natural de la mama permite minimizar los riesgos de complicaciones y elegir el tamaño del implante más adecuado al tamaño de la paciente manteniendo la armonía.

El riesgo de reintervenir tras una cirugía plástica-estética de aumento de mamas es imposible de eliminar. No se puede asumir que los implantes mamarios duren para toda la vida, y es necesaria unavigilancia del implante y continuar el seguimiento y evolución de la mama para corregir los cambios que por el paso de tiempo y la edad puedan surgir.



Luis Landín Jarillo
Cirugía Plástica y Reparadora
Madrid, España

Hospital Nisa Pardo de Aravaca

Referencia:

http://journals.lww.com/plasreconsurg/Fulltext/2012/12000/Preoperative_Assessment_Preferences_and_Reported.32.aspx

Comentarios

Publicar un comentario