IMPLANTES MAMARIOS ROTOS


Las prótesis mamarias pueden tener una vida limitada. Si bien las prótesis mamarias más modernas han mejorado tecnológicamente, permitiendo ampliar el "plazo de vida" de los implantes mamarios, todavía muchas pacientes son portadoras de prótesis antiguas, que con los años pueden romperse.

La rotura de una prótesis mamaria (conocida como rotura intracapsular), se debe a que se rompe el envoltorio sintético que contiene la silicona. La silicona que más se utiliza en la actualidad es de tipo "alta cohesividad", y es raro que pueda salir de la mama. Pero algunas prótesis más antiguas no tenían  esa propiedad de cohesividad, y al romperse la capsula la silicona se puede desplazar a otras partes del cuerpo, como la glándula mamaria o los ganglios linfáticos de la axila.

La presencia de una prótesis mamaria rota necesita ser solucionada. Si bien no es una urgencia médica, es una situación que no se debe dejar pasar, ya que aumenta el riesgo de que aparezca silicona en otras localizaciones.

El momento del recambio de la prótesis mamaria es muy adecuado para tratar algunas deformidades que tienen que ver con el paso del tiempo, como la caída del pecho, o bien se puede aprovechar para corregir alguna deformidad debida a contractura capsular.

En cualquier caso, resulta aconsejable iniciar un control de las prótesis mamarias entre los 3 y 5 años después de la intervención inicial para mayor seguridad y tranquilidad de las pacientes.

Puedes obtener más información en este link.


Luis Landín Jarillo
Cirugía Plástica y Reparadora
Madrid, España

Hospital Nisa Pardo de Aravaca

Comentarios